Articles

¿RECUERDOS DOLOROSOS? Cuando la vida nos ha marcado.

¿RECUERDOS DOLOROSOS? Cuando la vida nos ha marcado.

Posiblemente nos sea familiar la frase: Recordar es volver a vivir”. Frase que al referirse a los recuerdos hermosos de antaño o de nuestra infancia pueden generar mucha satisfacción, pero ¿qué sucede cuando estos recuerdos son dolorosos, difíciles de manejar?. La frase aplica del mismo modo, recordar es volver a vivir el dolor y la perturbación que nos generó en su momento.

Si revisas tu vida en retrospectiva, posiblemente tengas una idea general de si ésta ha sido más satisfactoria que dolorosa. En ocasiones tal vez esto no sea tan claro, en otras posiblemente nuestra impresión sea de que hemos vivido más adversidades y dolor que cosas positivas y placenteras. La relevancia de esto reside en que la calidad de vida, el bienestar emocional e incluso la salud mental se relacionan directamente con la ausencia o presencia de experiencias traumáticas y el procesamiento de éstas en el cerebro.

Los Traumas Psicológicos

Un trauma psicológico se refiere al estado resultante de una situación en la que las personas experimentan un alto grado de perturbación emocional (tristeza, dolor, ira, miedo, etc). Estos altos grados de perturbación o de intensidad en emociones desagradables saturan el Sistema de Procesamiento de Información del Cerebro, resultando en un almacenamiento desadaptativo o disfuncional de las experiencias, un trauma psicológico. Los traumas se caracterizan por recuerdos saturados de información desadaptativa tales como emociones perturbadoras, pensamientos autoreferentes disfuncionales, sensaciones físicas y fisiología desagradable y en ocasiones la fragmentación de los recuerdos (en casos de extrema perturbación). Situaciones aisladas como accidentes, crímenes (siendo la víctima) como intentos de homicidio, asaltos, abuso sexual, desastres naturales, etc. pueden resultar en traumas psicológicos generando cuadros clínicos como de Estrés Postraumático, Estrés Agudo o Continuado, etc. Sin embargo situaciones de vida como ambientes hostiles, relaciones negativas con los padres u otros eventos en la historia del desarrollo también pueden constituir traumas; por ejemplo, algún padre con problemas de alcohol y violencia, un ambiente depresivo en casa durante muchos años, abuso físico en la escuela (bullyng), separación o divorcio de los padres.

¿Cómo nos afectan?

Las consecuencias de las experiencias traumáticas pueden ser múltiples e impactar fuertemente en nuestra calidad de vida. En los casos más extremos se desarrolla sintomatología clínica susceptible a ser diagnosticada como el caso del Estrés Postraumático, Trastornos del Estado de Ánimo como la Depresión y la Distimia. Los Trastornos Alimentarios (Anorexia-Bulimia), Los comportamientos adictivos y los trastornos de ansiedad también pueden tener su origen en Traumatología Psicológica. En otros casos el impacto puede verse reflejado en fuertes inseguridades personales o en el autoestima, así como en dificultades para manejar situaciones específicas como relaciones interpersonales o de pareja, laborales, sociales, etc. 

¿Qué hacer? 5 Recomendaciones.

1.- Revisa en retrospectiva tu vida. El primer paso es evaluar nuestra vida y experiencias de la forma más equilibrada posible. Centrarse solamente en lo negativo y doloroso de nuestra historia hará que el panorama presente  y futuro sea muy desalentador. En  nuestra vida también ha habido momentos placenteros y cosas positivas, relaciones sanas y figuras de afecto. ¿qué papel le hemos dado a ello?, escribe tu autobiografía, es un ejercicio muy útil.

2.- Vincula o relaciona. Comprender la forma en la que se relaciona nuestra situación emocional y mental con nuestras experiencias de vida, en particular las traumáticas nos permitirá tomar un mejor control de las situaciones presentes.

3.- Identifica. Encuentra en tu historia los eventos o circunstancias significativas, tanto los positivos (para reforzarlos) como los negativos (para trabajarlos). Es decir encuentra en tu historia tus propias experiencias traumáticas. Aquellas que “sabemos” nos dolieron mucho, o que al recordarlas a consciencia aún generan alguna perturbación física o emocional, es decir, las que “siguen doliendo”.

4.- Cura. Debemos asumir que somos responsables de nosotros mismos, por lo tanto si algo nos duele, nos toca a nosotros mismos curarnos, sin hacer responsable a otros de nuestra vida, historia o emociones. Actualmente terapias como el EMDR (Desensibilización y Reprocesamiento por movimientos oculares) es la más reconocida y con fundamentos científicos para trabajar la memoria traumática y reprocesar todas las experiencias que representen traumas psicológicos. Al final del artículo dejo un link con más información de cómo trabaja esta terapia.

5.- Aprende. El resultado de todas nuestras experiencias (buenas y malas) debe de ser el aprendizaje, es adaptativo y funcional aprender de nuestras experiencias pasadas. Por supuesto, esto es posible cuando dichas experiencias ya no representan un trauma psicológico debido a que se han trabajado en algún proceso de terapia EMDR u otra Psicoterapia.


Si usted considera que esta información le es útil o puede ser útil para alguien más, le invitamos a guardar nuestra página y a compartirla, regularmente subimos información como esta a fin de proporcionar a la gente una guía práctica y breve sobre salud mental y bienestar emocional, así como calidad de vida. Para mayor información puede comunicarse al 9992-62-77-10 o al 195-08-91, con gusto resolveremos todas sus dudas al respecto.

 

 

 

 

 

Read more...

Relación en Crisis? Separarse podría Salvar su Relación

¿Separarnos podría salvar nuestra relación?

Posiblemente la palabra “Separación” es la más temida para las parejas. Muchas cosas nos pasan por la cabeza cuando escuchamos esa palabra, o la frase: “deberíamos separarnos”. Esto es porque la separación es entendida como el preámbulo a un divorcio en el caso de las parejas casadas o de una separación definitiva para aquellas que no. Sin embargo, hoy quisiera platicar acerca de cómo darle un uso funcional, positivo e incluso terapéutico a una separación, la cual a partir de este punto, entenderemos como temporal.

¿Qué es la STTF?

Entendemos por Separación Temporal Terapéutica Focalizada, como un método o intervención psicológica que consiste en promover entre las partes que componen la relación: mayor autonomía y autogestión emocional, desarrollo de habilidades interpersonales como comunicación y negociación, así como establecimiento de acuerdos; introspección y reflexión personal sobre los propios pensamientos, emociones y conductas en la relación, entre otras cosas. La principal característica de este método, como su nombre lo indica es la separación, sin embargo como parte de la terapia se van estableciendo situaciones y momentos en los que la pareja deberá reunirse y convivir con objetivos muy específicos y terapéuticos.

¿Cuándo es recomendable?

Hazte las siguientes preguntas: ¿siempre estamos peleando o discutimos por todo?, ¿ya ambos nos sentimos y notamos muy cansado de la situación?, ¿por más que intentamos hablar y solucionarlo, no llegamos a ningún lado?, nos queremos, sin embargo ¿la relación es más dolorosa que insatisfactoria?. Bien, si respondiste que sí a algunas de estas preguntas la Separación Temporal Terapéutica Focalizada puede ser una opción útil y efectiva para ustedes.

¿Qué esperar?

Para muchas parejas, el intentar una separación temporal incluso en este contexto terapéutico, puede generar ansiedad, esto debido a la dependencia emocional entre las partes o a inseguridades personales (p. ej. ¿Qué voy a hacer si me deja?), sin embargo, superar estas limitantes habilitará tanto a las personas como a la relación en sí, a un funcionamiento mucho más autónomo, finalmente la dependencia es de los principales obstáculos para hacer crecer una relación sana. Conforme se da el desarrollo del proceso, la consecución de los objetivos (específicos para cada caso), el trabajo personal y los encuentros programados, la pareja comienza a funcionar con patrones más sanos y dinámicas más útiles.

¿Cómo se trabaja en la Terapia de Pareja?

En Terapia de Pareja, primero el terapeuta valorará algunas características de la relación para constatar la pertinencia del método, en ocasiones otras formas de intervención pueden ser más adecuadas. Posteriormente, en conjunto con el terapeuta y en un ejercicio guiado de diálogo y establecimiento de acuerdos, la pareja comienza a expresar sus inquietudes y posibles soluciones mediante contratos verbales tanto de convivencia como para el espacio de separación. Después, el terapeuta junto con la pareja -en sesión diagnóstica- identificará los focos relacionales y personales a trabajar a fin de establecer un programa específico de encuentros con objetivos. Las sesiones de terapia servirán como monitoreo y seguimiento para supervisar la efectividad del método. El tiempo de la terapia es muy relativo, pero al partir de un modelo de terapia breve, se calculan entre 8 y 10 sesiones (2 meses). Un tiempo relativamente corto para relaciones que llevan años en situación de conflicto.

Si usted o alguien cercano se encuentra en una situación de conflicto constante con su pareja, le invitamos a acercarse a nosotros, con gusto resolveremos todas sus dudas sobre este método o cualquier otro que pueda ayudarle con una guía profesional y científica a mejorar su relación de pareja.

Una relación insana y conflictiva impacta directamente en nuestra calidad de vida.

Read more...

Mi pareja se enoja mucho, siempre está de mal humor

Mi Pareja es enoja mucho, siempre está de mal humor

El control del enojo, que a veces puede llegar a convertirse en ira, es un reto para muchas personas, sobretodo cuando viven en ambientes muy estresantes, demandantes y hostiles. Esta situación no solo afecta la salud emocional y mental de las personas, sino la salud física y sobretodo ocasiona el deterioro de las relaciones de la misma; amistades, pareja, compañeros de trabajo y familia son afectados también.agresivo-okeyEn Terapia de pareja es muy común que alguno de los miembros posea un carácter “fuerte”, el cual muchas veces se entiende como poco tolerante, explosivo en el enojo, impulsivo al actuar y tomar decisiones, lo cual sin duda impacta en la calidad de la relación. La contraparte suele sentirse angustiada y frustrada al sentir que no puede lograr que la relación mejore, se puede llegar a sentir agredida y decepcionada lo cual ocasiona una desmotivación importante la cual impide el desarrollo sano de la pareja.  Cuando las parejas han intentado hablar, llegar a acuerdos, establecer reglas y esto no funciona, pueden optar por la terapia de pareja, la cual analizará primero que nada la configuración de la problemática. El terapeuta también sugerirá, si fuese necesario,  aspectos importantes a trabajar para cada una de las partes. Por ejemplo el control de los impulsos, el manejo de la ira, etc.
De la terapia de pareja se puede esperar que ambas partes reconozcan su papel en la problemática, así como que desarrollen actitudes responsables consigo mismo y con el otro a fin de cambiar lo que a cada quien le corresponde, haciendo consciencia así de lo que cada una de las partes puede aportar para que dicha situación no interfiera con la calidad y satisfacción que la relación genera. Así mismo los cambios personales que cada parte requiere hacer son otro aspecto positivo a recalcar, ya que los mismos contribuyen a una mejor calidad de vida en un sentido personal y por ende a la relación de pareja.
Si te has identificado con este pequeño artículo, no dudes en contactarnos, con gusto te recibiremos y brindaremos toda la información necesaria.
Citas al 195-08-91 o 9992-62-77-10
Psic. Miguel A. Caamal Martín
Psicomérida, Especialidades en Psicología
Read more...