MI HIJO YA ES ADOLESCENTE ¿QUÉ HAGO?

 

Adolescentes… muchos padres suelen referirse a la adolescencia de sus hijos como un periodo vertiginoso, un periodo inestable que pone de manifiesto las más grandes preocupaciones de los padres.

Tengo 3 hijas adolescentes, ya te imaginarás como es mi vida…”

              “Está en plena adolescencia, no sale nunca de su cuarto”

              “La adolescencia, adolece, su nombre lo dice”

Estas son algunas frases que he escuchado de padres preocupados, cansados y confundidos acerca de que hacer o como manejar a sus hijos adolescentes. Rebeldía, fiestas, drogas, reggaetón y diversidad sexual ,violencia, trastornos alimenticios, cutting, son los temas que más temen los padres a que se expongan sus hijos. Y es que existe una innegable realidad en ver a estos jóvenes en lo que parece un limbo entre que ni son los niños obedientes que solían ser, ni son adultos.

Y es que es cierto, cuando hablamos de que los adolescentes se encuentran en medio de estas dos etapas de la vida, parece que no caben en ningún lado, han dejado la primaria y la educación guiada, la protección de los padres, pero no han podido aun, tomar lugar dentro de la vida la adulta.

La adolescencia es una fase del desarrollo natural situada a partir de los cambios puberales que trae consigo modificaciones evidentes en su composición corporal, así como fisiológica, pero también social, cultural y por supuesto psicológica.

Para el afamado psicólogo Joseph Knobel, la adolescencia es un proceso de duelo, en donde aquel niño tiene que despedirse de los beneficios que conllevaba la infancia. Dentro de ellos esta, fundamentalmente despedirse del cuerpo que conoce, para darle la bienvenida a otro cuerpo que alberga su psique, en donde todo es nuevo, y tiene funciones, que, aunque le han hablado de ellas en la escuela, o ha aprendido con amigos, (como la mayoría de los adolescentes en nuestro país), empezará a descubrir y a incorporar a su nueva identidad que está en formación.

Por otro lado, los adolescentes comienzan a darse cuenta de que los padres perfectos, idealizados y que cubrían sus necesidades infantiles, comienzan a parecer menos perfectos, más negligentes, susceptibles a equivocarse, etc.

A pesar de lo conflictivo que esta etapa puede ser, es importante concebirla como un proceso esencial y perfectamente normal del proceso de individuación e independencia que debe generarse para solventar las necesidades de la vida adulta.

 

Eso implicaría para el adolescente formar su propio criterio, y para ello es ip0erativo cuestionar, criticar y buscar nuevos referentes. Es la etapa perfecta para probar cosas, escuchar nueva música, descubrir talentos, finalmente la personalidad de nuestro adolescente estará tomando lugar y se convertirá en la persona que los padres le  ayudemos a ser.

 

              Por lo que es fundamental poner límites amorosos y claros, facilitar su expresión y respetar su silencio, sin dejar de lado la idea que ese adolescente aun no esta listo para volar solito, pero nuestra mirada a la distancia será un gran aliciente para lograr sus objetivos en esta etapa.

Escrito por: María Fernanda Ríos

Esperamos este artículo haya sido de tu agrado y te invitamos a compartirlo con aquellos que lo puedan necesitar. Recuerda que Psicomérida somos una clínica en Mérida, Yucatán orientada a promover el desarrollo humano, salud mental y bienestar emocional de niños, adolescentes y adultos a través de procesos de terapia psicológica, terapia de pareja, psicoterapia infantil.

Si tienes alguna duda o requieres mayor información puedes contactarnos al 195-08-91 o al WhatsApp 999 478 0365, con gusto te orientaremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deseo Información

¡Pregunta por la disponiblidad de nuestros psicologos y agenda hoy mismo!

X
Abrir chat