Educar con emociones es posible

Educar con emociones: un aliado en la crianza infantil

Una de las cuestiones más complicadas de ser padre de familia es el crecimiento constante que tienen los hijos, obligándonos a implementar todo tipo de estrategias que con el paso del tiempo dejan de funcionar debido a los cambios que tienen tanto en su forma de ser como en los problemas a los que se enfrentan y el cómo educar con emociones.

Por esa razón es importante incorporar en nuestra práctica parental espacios que permitan a todos los integrantes de la familia expresar sus emociones de manera segura y saludable, de esa manera se adquieren y amplían las habilidades necesarias para abordar en casa las situaciones y momentos complicados.

Existen muchas maneras en las que es posible educar con emociones a nuestros hijos, enseñándoles que externar su sentir no es algo malo y que deben aprender a manejar sus sentimientos, es por eso que aquí explicamos más al respecto de las emociones y del apoyo que representan en la crianza infantil.

¿Por qué son tan importantes las emociones en la crianza infantil?

Para educar con emociones a nuestros hijos durante sus primeras etapas, lo primero que debemos saber es que estas son los estados internos de una persona y suelen caracterizarse por pensamientos, sensaciones, reacciones fisiológicas y conductas que son subjetivas, esto quiere decir que dependen de cada persona.

Cuando los niños logran identificar, comprender y gestionar adecuadamente sus emociones, es cuando comienzan a desarrollar aspectos fundamentales para su vida como empatía, madurez, la capacidad de establecer relaciones sanas con otras personas y una apropiada toma de decisiones que tome en cuenta su propio sentir.

Cuál es la importancia de educar con emociones según los expertos

¿Cómo educar con emociones a los niños?

Educar con emociones es una labor que debe comenzarse desde casa con la intención de que comprendan sus sentimientos y reflejen cada vez un mejor comportamiento por su cuenta con sus padres, hermanos, amigos, maestros, etc.

Un buen primer paso en este tipo de educación es enseñarles a siempre pensar de manera positiva, esto les permitirá destacar las cosas buenas y continuar con su camino sin detenerse por lo malo que les pase, permitiéndoles encontrar soluciones óptimas a sus problemas.

Otra recomendación al educar con emociones es implementar espacios de tiempo dedicados al esparcimiento y relajación para ayudarlos a desconectarse de los estímulos que reciben diariamente; ejercicios de respiración, relajación de músculos, así como juegos en los que se sientan cómodos les permitirá mantener un estado anímico positivo.

La importancia de educar con emociones en el núcleo familiar

Beneficios de la educación emocional

Algunos de los beneficios de educar con emociones en casa que se pueden obtener son los siguientes:

  • Niños y adolescentes que son capaces de identificar emociones como el enojo o la tristeza, así como de pedir ayuda ante un evento que resulta frustrante para ellos, como sus tareas.
  • Encuentran estrategias que les permita regular sus emociones, como escuchar música, utilizar burbujas o incorporar ejercicios de respiración en su rutina.
  • Logran aceptar con mayor facilidad los acuerdos, límites y consecuencias establecidos en casa.

Las emociones son la clave para que una persona sea plena

Formas de fomentar la educación con emociones en la rutina

Para poder educar con emociones a nuestros hijos y lograr incorporarlas en su rutina, es importante considerar que nosotros somos su principal referente, por lo que la forma en que nosotros mismos identificamos y expresamos nuestras emociones influye en su propia interpretación de ellas.

Algunas maneras de promover las emociones en el día a día de nuestros hijos son las siguientes:

  • Implementa un vocabulario emocional, habla de las emociones con naturalidad, esto se puede llevar a cabo cuando lean un libro o vean una película: preguntarle cómo cree que se sintió el personaje o jugar a imitar emociones les ayudará a identificar las facciones asociadas a cada una de estas.
  • En algún momento del día que compartan tiempo de calidad, como en la cena, pueden hablar de cómo se sintieron en el día incluyendo el vocabulario emocional; en medida que se familiaricen con este, podrán incorporarlo más fácilmente en sus pláticas cotidianas.
  • Ante las emociones “negativas”, hay que permitir que las expresen al tener una función y razón de ser. Recuerda que el objetivo es que los niños o adolescentes logren manejarlas; puedes proporcionar un espacio seguro en el que puedan expresarlo a través de colores, hojas, etc. para posteriormente acompañarlo y platicar sobre la causa de su sentir.
  • Cuando tu hijo sienta algo, permite que lo exprese seguido de una breve explicación sobre qué es lo que puede estar sintiendo, puedes utilizar preguntas como: ¿alguna parte de tu cuerpo se sintió diferente?, ¿cómo te sientes?, ¿puedes reconocer la emoción?
  • Una vez que el niño o adolescente logre identificar emociones, podemos darle opciones para que pueda expresarlas de manera saludable, así como ayudarlo a comprender que no se puede dejar llevar por ellas en sus acciones o decisiones.
  • Por último, podemos acompañarlos a que logren identificar las emociones de otras personas explicándoles por qué alguien pudo llegar a sentirse feliz, triste o enojado, y usar preguntas que lo encaminen a entender mejor como: ¿tú te sentirías así?

Como padres y madres debemos entender que la expresión y comprensión de los sentimientos son parte importante en la vida de nuestros hijos, educar con emociones les brinda el aprendizaje emocional necesario para que sean felices y plenos el resto de su vida.

Agenda tu cita enviando un correo a psicomerida.contigo@gmail.com o llamando por teléfono al 999 387 602 o enviando un whatsApp al +52 1 999 387 6021 en Psicomérida estamos para servirles.

Quizá te podría interesar:

logo psicomerida medium

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deseo Información
Abrir chat