Ansiedad a la separación: ¿cómo ayudar a los pequeñines a transitar por ello?

Recientemente en consulta, han llegado varios casos relacionados con lo difícil que está siendo para los pequeños el separarse de los padres, principalmente de la madre. Aunque es normal que los niños sientan ansiedad al separarse por primera vez de los padres, como al asistir a la guardería o al kínder, cuando la ansiedad experimentada no va desapareciendo y solo se incrementa en frecuencia e intensidad podría estarse presentando un problema mayor.

Con la pandemia esta situación se ha complicado un poco ya que los niños pequeños permanecieron por mucho tiempo en casa y casi siempre con los padres, acostumbrándose a ser ellos con quienes compartían todo el tiempo. Esto puede generar más dificultades a la hora de ir al colegio pero si se tiene paciencia y se practican algunas estrategias es muy posible que superen esa angustia antes de la salida del preescolar.

6 consejos para tomar en cuenta a la hora de separarse de los pequeños:

1. Transmite calma. Al dejarle en algún lugar es importante transmitirle que va a estar bien y que en un rato estarás de vuelta. Hazlo con un tono de voz cálido, positivo y amoroso. Si tu estás en calma ayudarás a que tu hijo (a) también lo esté.

2. Paso a pasito. Practica la separación por tiempo corto y poco a poco con el paso de las salidas que tengas, ve aumentado el tiempo de separación para que sea algo gradual y se vaya acostumbrando a no verte por más tiempo.

3. Despedidas breves. Si alguna persona está encargada de cuidarle, trata de mantener a esa sola persona a su cuidado y manteniendo una rutina breve para cuando te vayas. Las despedidas deben ser breves ya que si se alargan la ansiedad experimentada puede causar más malestar en los hijos.

4. Recíbanle con su actividad favorita. Una estrategia que se puede emplear es pedirle al maestro o maestra, niñera o a la persona que se quede al cuidado, que lo reciba con alguna actividad divertida y atractiva para él o ella. Posiblemente puedan poner su canción favorita, juguetes que le gusten o actividades que le guste realizar. Eso ayudará a que su atención se dirija a lo que le espera y no a quien le deja ahí.

5. Cumple tu promesa. Si a tu hijo (a) le dices que vuelves por la tarde o cuando empiece su caricatura tal, es muy importante que lo cumplas esto le ayudará a ir confiando en tu palabra y por lo tanto a quedarse menos preocupado ante la idea de que no vuelvas más.

6. Déjale con su juguete favorito. Asegúrate de dejarle con algún objeto que le guste mucho así sentirá que hay algo familiar acompañándole. Eso sí, por nada en el mundo lo olvides en el lugar porque eso será un gran problema.

Si después de los 3 años del niño o niña, la ansiedad va aumentando en frecuencia e intensidad afectando el funcionamiento diario será recomendable tratarlo con especialistas en la infancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deseo Información
Abrir chat