Psicólogos-en-Mérida-Yucatán

Relaciones sanas entre la familia de origen y mi pareja.

Una de las dificultades abordadas comúnmente en el espacio de terapia de pareja son las diferentes dificultades que pueden presentarse cuando existe una relación tensa entre la familia de origen de alguno de los miembros de la pareja y su compañero o compañera.

Muchas de estas dificultades pueden estar generadas por eventos específicos del pasado, por la no aprobación de la familia de origen hacia la elección de pareja de su familiar y en algunos casos por una relación desbalanceada entre la familia y la pareja promoviendo que la pareja no sienta que se le da su lugar pasando a un segundo término y sintiéndose supeditada a las decisiones de su pareja y familia de su pareja.

Una de las primeras situaciones a asimilar dentro de esta dinámica, es que es muy probable que el miembro de la pareja que esta entre su familia y su cónyuge se esté sintiendo entre la espada y la pared y sea una de las situaciones más estresantes, extenuantes y difíciles de manejar en su vida, probablemente exista este sentido de lealtad, que es natural, con la familia de origen y que en muchas ocasiones contradecirles supone una angustia psíquica ante la posibilidad real o no de perder la aprobación, aceptación y amor de su familia.

Por otro lado, el miembro de la pareja que está en la posición de sentirse en segundo lugar, también sufre angustia y teme por la estabilidad de la relación, puede llegar a sentir que no tiene una “red de seguridad” dentro de su relación al no sentir el respaldo de su pareja, se siente poco valorada y probablemente en una especie de competencia por el cariño y la prioridad de su pareja, lo cual llevaría a ver a su familia política como un rival, con toda razón, aunque en la realidad no sea así.

Para abordar este tipo de situaciones hay dos ideas básicas, primordiales que parecieran ser contradictorias entre sí, pero a la vez tienen que ser llevadas a cabo en congruencia y equilibrio, requiriendo igual esfuerzo entre ambos miembros de la pareja.

La primera idea se basa en entender que cada miembro de la pareja no es completamente responsable de la relación que se da entre la familia y el conyugue, cada persona construye sus relaciones en conjunto con la otra parte, es decir, mi pareja y mi madre, por ejemplo, tienen responsabilidad en cómo construyen su relación, independientemente de mí, así como mis hermanos y hermanas, mi padre, etc. O visto de manera diferente, yo tengo responsabilidad en cómo construyo mis relaciones con la familia de mi pareja; mis actitudes, conductas, creencias y actos van a impactar, de manera negativa o positiva, en la relación que construyo con la familia de mi pareja.

La otra idea básica es que tengo también en mi responsabilidad la forma en la que construyo mi relación con mi pareja y eso también impacta en que se sienta incluida, segura, tomada en cuenta y parte del equipo que hace conmigo independientemente de la relación que yo tenga con mi familia de origen.

Para un buen equilibrio entre estas dos ideas es importante mantener en la pareja un diálogo abierto y sensible respecto al tema, tratar de no atacar y más bien exponer cómo se siente cada quien en la situación. Requiere un esfuerzo de ambas partes para entender la postura y temores de la otra persona y tener suficiente disposición para también reconocer qué es mejor para la relación y actuar en congruencia. Tal vez esto requiera hablar con la familia, explicarles, poner límites amorosamente y hacerse responsable.

En este proceso puede haber confusión sobre lo que se da y se recibe, tal vez se puede no tener seguridad de cuáles son los límites adecuados, para eso siempre es recomendable iniciar un proceso de psicoterapia personal o de pareja que apoye en la organización de sentimientos y prioridades y en la expresión de las mismas de tal manera que pueda tenerse un equilibrio lo más armonioso posible entre la familia de origen y la pareja.

 

Escrito por: Fernanda Nudel

Esperamos este artículo haya sido de tu agrado y te invitamos a compartirlo con aquellos que lo puedan necesitar. Recuerda que Psicomérida somos una clínica en Mérida, Yucatán orientada a promover el desarrollo humano, salud mental y bienestar emocional de niños, adolescentes y adultos a través de procesos de terapia psicológica, terapia de pareja, psicoterapia infantil.

Si tienes alguna duda o requieres mayor información puedes contactarnos al 195-08-91 o al WhatsApp 999 478 0666 , con gusto te orientaremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deseo Información
!Ahorra tiempo y agenda en linea! 📱

No te vayas con alguna duda, envianos un mensaje y con gusto te apoyamos. ¡Estamos para ayudarte!

Abrir chat