El lado positivo de la pandemia.

Despertamos y tachamos de nuestro calendario otro día más de “encierro” en nuestras casas. La mayoría estamos desesperados, hartos, aburridos, sin ingresos, pero lo vamos sobrellevando.

Estos días de cuarentena son un desafío para todos nosotros, nuestra rutina se ha visto forzada a cambiar, vivimos con incertidumbre, no nos es posible hacer planes y programarnos y los ya planeados con anterioridad los vemos desaparecer semana tras semana, la convivencia en casa empieza a hacerse complicada, las noticias siguen siendo preocupantes y todo apunta a que estaremos en confinamiento un tiempo más.

TODO LO NEGATIVO TIENE SU PARTE POSITIVA

Pareciera que nos vamos hundiendo en el mar de la desesperación y la angustia, pensar negativamente, pareciera ser parte de nuestra naturaleza, pero gastamos la misma energía pensando negativa o positivamente así que… ¿por qué no comenzamos a llenar nuestros días con acciones y pensamientos saludables? Te doy algunos tips para lograrlo.

 

9 CONSEJOS PARA VER EL AISLAMIENTO COMO ALGO POSITIVO.

  1. Enfócate en lo que SI puedes hacer.

Seguramente ya tienes muy en claro qué es lo que no debemos hacer durante la contingencia, pero ahora trata de centrarte en todo lo que sí puedes hacer en casa como realizar actividad física, desplazarte lo más que se pueda alrededor del lugar donde habitas, distraerte con actividades mentales y en lo posible, platicar de tus sensaciones con otros individuos. Realiza videollamadas con los amigos o familia con quienes llevas tiempo sin hablar.

  1. Realiza todo lo que llevas diciendo “algún día lo haré o terminaré”.

Con frecuencia nos quejamos de que no tenemos tiempo para hacer cosas que quisiéramos hacer o terminar cosas que hemos empezado, podemos aprovechar el tiempo de con el que contamos ahora para lograr concluirlas y avanzar en todo lo que nos alimenta personalmente.

  1. Piensa en lo que ahora valoras.

Por supuesto que valoramos muchas cosas, pero las situaciones difíciles que conllevan algún tipo de riesgo nos ayudan a valorar de forma diferente la vida, la salud, el tiempo con la familia, la libertad, el trabajo, etc. Cuando volvamos a la “normalidad” podrás poner en una balanza aquello de lo que no te ocupabas tanto y darle un poco más de peso.

  1. Identifica tus recursos personales.

Todos los seres humanos contamos con recursos que nos ayudan día con día a hacerle frente a los retos y a resolver problemáticas, identifica los tuyos y pon empeño en desarrollarlos como la capacidad de adaptación al cambio, la tolerancia la frustración, el manejo de la incertidumbre, etc. Solo tu podrás descubrir de qué tanto eres capaz.

  1. Recuerda momentos difíciles de los que ha salido adelante.

No es la primera vez que enfrentamos una situación de desastre, si antes lograste reorganizar tu vida para continuar hacia adelante, tienes experiencias que demuestran que eres más fuerte de lo que posiblemente te crees.

  1. Agradece que estás sano y que tus familiares también lo están.

Han sido ya muchas pérdidas humanas a nivel mundial pero el día de hoy continuas sano y tu familia también, agradece por ello y esfuérzate para que siga siendo así.

  1. Resalta conductas positivas de los demás.

Pudiera parecer difícil darse cuenta de lo positivo cuando es muy evidente que el pánico ha sobre pasado a algunos y la desobediencia para acatar las medidas sanitarias a otros, pero si te fijas un poco más te darás cuenta de que ha habido conductas solidarias, altruistas e iniciativas sociales que aportan algo positivo para sobrellevar la situación.

  1. Disfruta de tu propia compañía.

Normalmente estamos tan inmersos en la rutina diaria cumpliendo con nuestras obligaciones, trabajando y dentro de la dinámica familiar que muy pocas veces nos tomamos el tiempo para estar con nosotros mismos y evaluar que tan bien nos sentimos por dentro y por fuera. Date la oportunidad de escucharte y de conocerte mejor.

  1. Recuerda que como te enfrentes a las dificultades, tus hijos lo harán también.

Por último, pero no menos importante recuerda que los hijos siempre son un reflejo de los padres así que darles el ejemplo de cómo uno logra salir adelante de las vicisitudes o de la actitud que se tome frente a ellas propiciará que los niños aprendan a lidiar con ellas de la misma forma.

Podemos convertir esta situación en un momento para FORTALECER a nuestra familia y que el recuerdo que quede sea positivo.

Escrito por: Psic.  Liliana Aguirre Gutierrez 

Esperamos este artículo haya sido de tu agrado y te invitamos a compartirlo con aquellos que lo puedan necesitar. Recuerda que Psicomérida somos una clínica en Mérida, Yucatán orientada a promover el desarrollo humano, salud mental y bienestar emocional de niños, adolescentes y adultos a través de procesos de terapia psicológica, terapia de pareja, psicoterapia infantil.

Si tienes alguna duda o requieres mayor información puedes contactarnos al 195-08-91, con gusto te orientaremos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deseo Información
!Ahorra tiempo y agenda en linea! 📱

No te vayas con alguna duda, envianos un mensaje y con gusto te apoyamos. ¡Estamos para ayudarte!

Abrir chat