Terapia de Pareja ¿El último recurso para evitar una ruptura?

Una de las formas de psicoterapia más complejas es la terapia de pareja, la cual parte de la idea que no son dos pacientes en una sola sesión, sino que son dos personas que conforman una relación por lo que el paciente es la relación o el vínculo. Para que un o una psicoterapeuta pueda conocer las características de esa relación también es necesario, además de observar y conceptualizar la relación, ir conociendo aspectos importantes de cada miembro de la pareja que pudieran estar interfiriendo en la construcción de la misma. Aun reconociendo esa característica, lo que hace que la terapia de pareja compleja no es necesariamente eso.

La terapia de pareja es uno de los procesos psicoterapéuticos que tiene uno de los niveles más bajos de adherencia al tratamiento, esto quiere decir que son pocas las parejas que permanecen en un proceso lo suficientemente profundo para observar logros concretos, asistiendo a pocas sesiones, incluso hay parejas que hacen cita, pero nunca llegan a sesión. Pero esta situación no es está basada en el éxito o la metodología de la terapia de pareja, esto sucede porque las personas solemos dejar a la terapia de pareja como última opción.

Así es, al igual que en algunos casos en individual, las parejas asisten a terapia hasta el momento que la situación se les ha escapado de las manos, donde la relación seguramente ya está muy desgastada y existe mucho cansancio y resentimientos acumulados, lo que genera la necesidad y expectativa de resultados rápidos buscando a veces en el o la terapeuta una intervención directiva  señalando quien está bien y quién está mal, sin embargo, muchas veces no existen remedios fáciles y expresos a desgastes tan profundos y posiblemente notar eso aumente la frustración ya de por sí acumulada en cada una de las partes involucradas.

Muchos de los problemas graves de pareja, incluyendo la infidelidad, son prevenibles y en general es mejor afrontar ciertas crisis, aunque sean pequeñas, con el apoyo de un terapeuta.

Existen  factores de resistencia para ir a terapia de pareja, algunos tienen que ver con el miedo o la idea de que los problemas de pareja deben ser resueltos por la pareja sin ningún apoyo externo, también hay personas que minimizan o normalizan ciertas problemáticas o dinámicas dentro de la pareja que luego resultan ser bastante perjudiciales para la relación, incluso hay personas para las cuales  la terapia de pareja es sólo un paso antes de elegir el divorcio, pero dejar que el malestar se atienda hasta llegar a ese punto sólo dificulta el proceso y muchas veces la terapia más que ayudar a la relación ayuda a cada miembro de la pareja a aceptar ese destino.

Hoy por hoy estamos viviendo tiempos de incertidumbre, de reajustes y reaprendizajes, tal vez sea momento de practicar la cultura de la prevención, desde nuestra salud física hasta nuestra salud mental y relacional, aceptar que no somos omnipotentes y pero que cuando buscamos apoyo en el lugar adecuado, podemos influir significativamente en nuestro bienestar personal y de pareja.

Escrito por: Psic. Maria Fernanda Nudel

Esperamos este artículo haya sido de tu agrado y te invitamos a compartirlo con aquellos que lo puedan necesitar. Recuerda que Psicomérida somos una clínica en Mérida, Yucatán orientada a promover el desarrollo humano, salud mental y bienestar emocional de niños, adolescentes y adultos a través de procesos de terapia psicológica, terapia de pareja, psicoterapia infantil.

Si tienes alguna duda o requieres mayor información puedes contactarnos al 195-08-91, con gusto te orientaremos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deseo Información
!Ahorra tiempo y agenda en linea! 📱

No te vayas con alguna duda, envianos un mensaje y con gusto te apoyamos. ¡Estamos para ayudarte!

Abrir chat