¿Cómo mantener una estabilidad emocional durante esta contingencia?

La situación crítica en la que se encuentra la población debido a la pandemia del COVID-19, lleva a experimentar cambios drásticos y repentinos para los cuales definitivamente no se estaba preparado. De pronto los niños dejan de ir a la escuela y pasan todo el tiempo en casa, de pronto los horarios del trabajo se reducen o simplemente también se disponen a desaparecer, de pronto las noticias falsas y verdaderas inundan de información, de pronto surge la preocupación por tener suficiente gel antibacterial, productos de limpieza y víveres para estar preparado, de pronto la economía personal y familiar reduce y así, comienzan los pensamientos anticipatorios y catastróficos sobre lo que sucederá en un futuro muy próximo.

Ante un panorama como éste, sin lugar a duda, se comienza a experimentar estrés por dichos cambios y ansiedad por el temor hacia ese futuro. Estas condiciones pueden producir cierto malestar psicológico que si no es controlable genera los llamados “ataques de pánico”. Por ello es importante estar atentos a uno mismo; utilizar este tiempo para mirarse y tomar conciencia de lo que se está sintiendo en este momento y evitar que el malestar aumente o se prolongue, pues es tiempo de conservar la energía física y la fortaleza emocional para afrontar de manera adecuada esta contingencia.

¿Qué puedo hacer para evitar que el malestar por esta Contingencia aumente?

Aunque no es muy diferente a lo que se sugiere hacer a pacientes con síntomas de ansiedad, es muy importante recordar las acciones que se pueden llevar a cabo para mantener un nivel de ansiedad mínimo que ayude a tener la funcionalidad necesaria para afrontar esta situación.

Respiración relajante

Como primer es necesario que nuestro cuerpo se desactive de la tensión que está experimentando, ya que esta tensión impide mirar las opciones viables ante un problema y también impide llevarlas a cabo; con la respiración adecuada nuestro cuerpo recibe oxígeno y ello nos permite pensar mejor. La respiración relajante se realiza de manera abodominal y se lleva a cabo de la siguiente manera:

  1. Siéntese en algún lugar cómodo y ponga las manos sobre el abdomen
  2. Inhale con la nariz y exhale por la boca, asegurándose de que es el abdomen se infle y desinfle y no los hombros se suban o se bajen
  3. Al inhalar hágalo de manera profunda y pausada asegurándose de expulsar todo el aire al exhalar
  4. Repita este procedimiento de 3 a 4 veces.

En la internet se existen muchos videos que ejemplifican este tipo de práctica; aquí le proporcionamos algunos:  https://www.youtube.com/watch?v=zbMs4efhkXE o https://www.youtube.com/watch?v=0mXT7lc-la0

Identificación y solución de las preocupaciones o problemas

  1. Valores si el problema o preocupación es suyo o algo que usted puede resolver.
  2. Defina el o los problemas de manera clara y escríbalos, no se detenga a pensar si tienen o no solución o en la forma de solucionarlos, solo identifíquelos y escríbalos.
  3. Enumere en orden de prioridad los problemas de su lista en base a dos criterios: a) que sea un problema muy importante b) que pueda resolverse primero que los demás.
  4. Elija el problema a resolver primero y piense si alguna vez ha resuelto alguno similar o no para identificar acciones que le han ayudado con anterioridad.
  5. Elabore una lista de acciones que pueden entonces ayudarle a resolver este primer problema.

Este procedimiento puede utilizarlo para los problemas siguientes en su lista.

Si detecta que la preocupación y la tensión es demasiado y que no baja realizando estas sugerencias o simplemente ni siquiera puede relajarse, es muy importante que consulte a un especialista en psicología que le ayude a trabajar con esto de una manera más profesional. Al respecto, nuestras instalaciones ofrecen sesiones en línea vía videollamada, para proporcionar una evaluación de sus síntomas y  ralizar las acciones necesarias para ayudarlo a mantenerse estable.

Esperamos este artículo haya sido de tu agrado y te invitamos a compartirlo con aquellos que lo puedan necesitar. Recuerda que Psicomérida somos una clínica en Mérida, Yucatán orientada a promover el desarrollo humano, salud mental y bienestar emocional de niños, adolescentes y adultos a través de procesos de terapia psicológica, terapia de pareja, psicoterapia infantil. Si tienes alguna duda o requieres mayor información puedes contactarnos al 195-08-91, con gusto te orientaremos.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deseo Información
Abrir chat
Powered by