Ir a psicoterapia, para vivir mejor

 Contrario a lo que por muchos años se ha creído, en relación con que “el que va al psicólogo es porque está loco”, el día de hoy me gustaría compartirles mi experiencia como profesionista del área de la salud metal, e incluso como persona.

Ir a terapia es un proceso que nos permite conocernos mejor, entender la manera en la que hemos vivido muchas de nuestras experiencias, y a partir de esta comprensión, generar cambios, en caso de que así lo deseemos, me parece incluso, que ir a psicoterapia, es de valientes, pues implica conectarnos con recuerdos y vivencias duras y dolorosas, las cuales, en muchas ocasiones, pensamos que podemos enterrar u olvidar, sin embargo, desafortunadamente, esto no ocurre de esta manera, y se convierten en vivencias que cargamos por mucho tiempo, y que incluso pagamos un costo muy caro (emocional) por “enterrarlas”.

Otro de las creencias que he escuchado, y desde mi experiencia es diferente, es que muchas personas van a psicoterapia para “no sufrir” para que no nos duela determinada situación, sin embargo, ir a psicoterapia, no hace que no nos duela, pero si nos ayuda a vivir ese dolor de manera diferente, acompañados, por profesionistas que tienen formación constante en el área clínica, generando un ambiente de mucho cuidado, respeto y comprensión respecto a nuestras vivencias.

Tampoco creo, que ir a psicoterapia es de personas débiles, sino que, todo lo contrario, ir a psicoterapia nos hace personas fuertes, creo que en la medida en la que somos capaces de conectarnos con nuestra debilidad, en esa medida somos capaces de fortalecernos.  

Ir a psicoterapia, implica un deseo de vivir a plenitud, y así como requiere que nos conectemos con nuestro dolor, también nos permite conectarnos con nuestra alegría, nos permite disfrutar plenamente de la vida y de las experiencias que vamos generando en ella.

Frecuentemente el motivo que nos hace de manera inicial acudir a psicoterapia, tiene que ver con algún problema en específico, sin embargo, los invito a permitirse vivir la experiencia psicoterapéutica, no únicamente por un problema, no esperemos que nuestro cuerpo nos hable, a través de síntomas, para asistir.

La cultura de la prevención me parece la más importante, en la medida en la que uno se conoce mejor, nos permitimos disfrutar de la vida, tomar mejores decisiones, entender nuestros cambios, y sin duda, se refleja en una mejor calidad de vida.    

Como psicoterapeutas, parte de los compromisos que tenemos dentro de esta profesión, implica acudir de manera personal a un proceso de terapia, lo cual desde mi experiencia ha sido maravilloso, pues también creía “que no lo necesitaba”, sin embargo, constantemente descubro cosas nuevas en mí, lo cual me permite actuar de maneras diferentes, y por tanto, también, poder ofrecer un mejor servicio dentro de mi práctica profesional; como psicólogos nuestra herramienta de trabajo, es nuestra propia persona, por lo que un elemento clave para que el trabajo funcione, es la congruencia, si les invito a tomar un proceso de psicoterapia y conocerse mejor, es porque como persona, también lo experimento, creo en esto, y se los recomiendo.

En Psicomérida, somos un equipo de psicoterapeutas, que creemos en la utilidad de la psicoterapia, es por eso, que nuestra formación incluye, entre otras, tener procesos de psicoterapia personal, les invito a iniciar el camino del autoconocimiento con nosotros y desmitificar las ideas erróneas respecto a la terapia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTO