De verdad confío en ti?

Uno de los elementos claves para que una relación, ya sea de pareja, amistad o incluso familiar (Padres e hijos) funcione de manera adecuada, es la construcción de la confianza entre los miembros.

Sin embargo, estamos en un mundo, en el que, en muchas ocasiones, nos resulta difícil confiar, necesitamos tener alguna garantía para poder emitirle un voto de confianza a las personas.

Existen también diferentes distractores, que aparentemente nos ayudan, pero que a la larga terminan siendo nuestros peores enemigos; en mi experiencia como psicoterapeuta, en muchas ocasiones he trabajado con parejas que han decidido trabajar la “confianza” a partir de revisar el celular o las redes sociales de su pareja, “como ejercicio de confianza”, sin embargo a la larga este tipo de medidas generan una gran desconfianza, debido a que el día que por algún motivo la pareja entra al baño con su celular, genera mucha angustia, y la “gran confianza”, cae; de igual manera, he trabajado con padres de hijos adolescentes, o infantiles que llegan a terapia porque sus hijos “se cierran”, confían más en otras personas que en sus padres, y por tanto toman medidas radicales “para protegerlos” sin embargo, estas medidas contribuyen a la desconfianza.

La confianza no funciona de manera impuesta, tampoco se justifica a través del deseo de cuidarte o estar preocupado por ti, por tanto, trabajar la confianza no resulta ser una tarea sencilla, implica “bajar la guardia”, implica un cambio de formas y maneras, implica tolerar la incertidumbre, lo anterior, resulta difícil, debido a que en muchas ocasiones hemos tenido experiencias de traición, de mentira y engaño que nos hacen creer que no podemos confiar.

Desde mi experiencia, pienso que la clave principal para construir la confianza, radica en partir de la confianza, y no desde la desconfianza, cómo funciona esto, para construir la confianza se requiere de que hagamos acciones que partan de que confío en ti, no en acciones que te transmitan, que desconfío y por tanto “necesito revisarte”, la congruencia, es básica para poder construir una relación de confianza, creo y confío en ti, y yo soy honesta también.

En Psicomérida, como espacio terapéutico, partimos desde esa confianza, relacionarse con las personas desde la confianza, es una forma de vida, que se escucha muy incierta, sin embargo, es un componente importante para disfrutar de las relaciones en las que nos encontramos.

Si deseas trabajar la confianza y la cercanía, acércate a nuestro equipo de trabajo. La confianza que depositan al brindarnos sus historias de vida, la valoramos y cuidamos enormemente, Ernest Hemingway mencionaba: “La mejor manera de saber si puedes confiar en alguien es confiando”.

Agradezco la confianza en mis palabras, espero pueda ser de su utilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deseo Información
!Ahorra tiempo y agenda en linea! 📱

No te vayas con alguna duda, envianos un mensaje y con gusto te apoyamos. ¡Estamos para ayudarte!

Abrir chat