descargaLa frustración es una situación inherente a la vida, es algo que se puede aprender a manejar y superar. La tolerancia a la frustración es la capacidad personal de afrontar todo tipo de frustraciones y de postergar una situación que nos brinda satisfacción. Se puede considerar que un niño tiene baja tolerancia a la frustración cuando llora o se enoja siempre que algo no le sale bien (o justamente como él quisiera), evita a toda costa las situaciones que causan frustración o las intenta resolver de una manera no adecuada.

Para mejorar la tolerancia a la frustración en nuestros hijos, es necesario demorar en ocasiones las gratificaciones (tarea difícil, pero crucial). Esto quiere decir que es necesario acostumbrar al niño a no tener inmediatamente lo que desea, para que aprenda a esperar.

Para consultar el currículo de la psicóloga, haz click aquí.
Si desea realizar una cita, comuníquese al 1950891 o 9991637477

Psicomérida, Especialistas en Psicología
Psicólogos en Mérida Yucatán

11062014_592773610825601_8742870054067672614_n

Comments are closed.

CONTACTO