Duelo

Duelo

dueloEs el proceso natural que se sigue después de una pérdida significativa, bien sea una persona, una relación, un objeto, una situación, La pérdida es precisamente el desprendimiento de una persona, una relación, un objeto, o una situación. Duelo y perdida están directamente relacionados.

Es un proceso muy complejo en el que intervienen muchos factores, factores de personalidad que tienen que ver con los recursos propios de afrontamiento del doliente, factores situacionales que tienen que ver con las circunstancias en las que se produce la muerte y factores relacionales que tienen que ver con el tipo de relación que manteníamos con la persona fallecida.

El duelo es un proceso que variara de acuerdo a la relevancia de la perdida, y por lo mismo será más o menos largo y más o menos doloroso según sea la capacidad de adaptación a la nueva situación.

No solo los adultos pasan por perdidas y duelo. Los niños, por ejemplo, experimentan perdidas significantes como cuando muere alguna de sus mascotas, hay una mudanza, los padres se divorcian, incluso el pasar de un grado a otro.

Todos reaccionamos de forma diferente a la muerte y echamos mano de nuestros propios mecanismos para sobrellevar con el dolor que ésta conlleva. Las investigaciones indican que el paso del tiempo les permite a la mayoría de las personas recuperarse de la pérdida si pueda contar con apoyo de su entorno social y mantenga hábitos saludables. Aceptar la muerte de alguien cercano puede tomar desde meses hasta un año.

UN CASO DE DUELO

María José acudió a terapia al cabo de un año de que su esposo fuese atropellado por un coche con resultado de muerte. Presentaba una sintomatología muy depresiva, una personalidad dependiente de base, no tenía recursos emocionales y sólo pensaba en quitarse la vida.

El acompañamiento consistió en trabajar el luto con estrategias cognitivas que le permitiesen ver las cosas positivas de su vida anterior a la relación de pareja, pero también de las presentes y de las que podía construir. Se utilizaron diferentes técnicas emocionales y se insistió mucho en las habilidades sociales, en la sociabilización y en el listado de recursos y fortalecimiento de la autoestima y de la autonomía (cabe destacar que siempre ha habido una personalidad muy dependiente que provocaba la mala gestión de la muerte).

El tratamiento fue complejo, con algunos intentos de suicidio graves que provocaban recaídas.

Actualmente María José asiste a sesiones de control y seguimiento cada 2 meses y se busca fortalecer el proyecto vital y los rasgos de personalidad depresivos debidos a su personalidad neurótica y a la alta sensibilidad y debilidad que, a pesar de haberse reducido mucho, aún perdura.

Para consultar el currículo del psicólogo haz click aquí.

Si desea realizar una cita, comuníquese al 1950891 o 9992627710

Psicomérida, Especialistas en Psicología
Psicólogos en Mérida Yucatán.
11062014_592773610825601_8742870054067672614_n

Share this post