BIPOLAR (TRASTORNO)

BIPOLAR (TRASTORNO)

descarga (2)Es una afección en la cual se experimentan cambios de ánimo inusuales. A veces se sienten muy felices y “animados” y mucho más activos que de costumbre. Y a veces se sienten muy tristes y “deprimidos” y son mucho menos activos. El trastorno bipolar también puede provocar cambios en la energía y el comportamiento.

Los cambios de estado de ánimo bipolares se llaman “episodios anímicos”. Las personas pueden tener episodios maníacos, depresivos, o “mixtos”. Un episodio mixto incluye síntomas tanto maníacos como depresivos. Estos episodios anímicos provocan síntomas que duran una semana o dos y a veces más. Durante un episodio, los síntomas se presentan todos los días durante la mayor parte del día.

Los episodios anímicos son intensos. Las emociones son fuertes y ocurren junto con cambios extremos en los niveles de comportamiento y energía.

Los que sufren un episodio maníaco pueden:

  • Sentirse muy “alegres” o “animados”
  • Sentirse muy “nerviosos” o “alterados/ansiosos”
  • Hablar muy rápido de muchas cosas distintas
  • Estar inquietos, irritados, o “sensibles”
  • Tener problemas para relajarse o dormir
  • Creerse capaz de hacer muchas cosas a la vez y estar más activos de lo común
  • Hacer cosas arriesgadas, como gastar mucho dinero o tener sexo sin cuidado alguno

Los que sufren un episodio depresivo pueden:

  • Sentirse muy “deprimidos” o tristes
  • Sentirse preocupados y vacíos
  • Tener problemas para concentrarse
  • Olvidarse mucho las cosas
  • Perder el interés en actividades divertidas y volverse menos activos
  • Sentirse cansados o sin energía
  • Tener dificultad para dormir
  • Pensar en la muerte o el suicidio

 

UN CASO DE TRASTORNO BIPOLAR

Daniel acude a terapia desesperado por sus cambios repentinos de estado de ánimo y la intensidad con la que los vivía sin poder controlarlos. Sabía que sufría un trastorno bipolar desde hace muchos años, ante esto, utilizaba la medicación adecuada, sin embargo, nunca nadie le había hablado en profundidad de cómo funcionaba este trastorno, ni le habían dado más recursos a parte de la medicación. Daniel tampoco relacionaba sus altibajos emocionales con el trastorno de bipolaridad, por lo que lo atribuía más a un “error” en su personalidad o “manera de ser”, lo cual tampoco le ayudaba a sentirse mejor y tranquilo.

 Tratamiento:

“El trastorno bipolar no se cura por el momento, pero sí que se puede controlar y mejorar el bienestar psicológico y la calidad de vida”

Durante las sesiones de trabajo, fue analizada su historia pasada y reciente respecto a sus cambios anímicos, diferenciando los cambios “inesperados” que se pudieron atribuir a su enfermedad, y los cambios “esperados” que iban ligados a desencadenantes lógicos y no eran tan intensos como los otros.

Respecto a los cambios esperados, fueron trabajados algunos de esos desencadenantes para manejarlos mejor; Y respecto a los  cambios inesperados, se trabajó en localizar las señales previas a los episodios depresivos o maníacos y fueron analizadas las estrategias que mejor le podían servir para reducir la intensidad de estos (muchas de ellas, ya los utilizaba pero no de manera consciente, y otras fueron generadas y trabajadas durante las sesiones).

-“Me pongo tan mal, que me voy al hospital para que me ingresen antes de acabar haciendo alguna tontería”-

El trastorno de Daniel no desapareció al finalizar la terapia, pues se trataba de una enfermedad crónica, pero sí se consiguió controlar sus efectos, ponerle consciencia y sobre todo hacerle sentir que tenía más control sobre sí mismo, con lo que también favoreció el mejoramiento de su autoestima.

Para consultar el currículo del psicólogo haz click aquí.

Si desea realizar una cita, comuníquese al 1950891 o 9992627710

Psicomérida, Especialistas en Psicología
Psicólogos en Mérida Yucatán.
11062014_592773610825601_8742870054067672614_n

Share this post