Anorexia

Anorexia

_Anorexia_Song_Dear_Diary__Original_Song_by_MikelWJ_Official_Lyrics_Video_La anorexia nerviosa es un trastorno de la alimentación muy grave que puede llegar a ser incluso mortal. Aunque puede afectar a cualquier persona, es mucho más frecuente entre los adolescentes (hombres y mujeres, aunque es más frecuente entre las mujeres,).

Para poder hablar mejor de la anorexia nerviosa es importante definir lo que es un trastorno de la alimentación, los cuales son hábitos alimenticios anormales

Ahora bien, la anorexia es una enfermedad que se caracteriza por que la persona que la padece se esfuerza en adelgazar. La causa es que no ve su cuerpo como es, sino que lo ve distorsionado. Eso quiere decir que son personas que siempre se ven gordas y feas y creen que la única forma de estar bien es adelgazar cada vez más. Pero nunca están satisfechas con el grado de delgadez al que llegan.

Para conseguir adelgazar reducen hasta límites peligros la cantidad de comida que ingieren, hacen ejercicio hasta la extenuación, toman medicamentos laxantes y diuréticos y llegan a provocarse el vómito tras las comidas.

CONSECUENCIAS DE LA ANOREXIA NERVIOSA

  • Amenorrea (en el caso de las mujeres)
  • El carácter se altera. La depresión es frecuente, y la ansiedad.
  • Se pierde el músculo. Quedan el hueso y el tendón bajo la piel.
  • Reducción del corazón, del útero, de las paredes del estómago, que se distienden y ceden con muy poco alimento, contribuyendo a la inmediata sensación de hartazgo.
  • Estreñimiento.
  • El pelo se vuelve quebradizo, se cae mucho más.
  • Aumenta el vello corporal (lanugo).
  • La piel está seca y amarillenta.
  • La claridad mental se reduce, aunque el perfeccionismo y la hiperactividad persistan.
  • Puede desencadenar la bulimia nerviosa. Disminuyen el ritmo cardíaco y la tensión arterial.
  • Bajan las defensas, se cogen muchas infecciones. Hipoglucemia.
  • Por todo ello puede venir la muerte. Y por suicidio. Un 5% mueren. Pero el 70% se curan tras años de tratamiento, aunque la mitad de ellas con secuelas o después de pasar a la bulimia. El 25% se cronifican.
  • El carácter se vuelve irritable.
  • Aparecen episodios de ansiedad.
  • Pueden aparecer depresión o fobias.

¿Quién puede sufrir anorexia?
Muchos padres preguntan si hay adolescentes con mayor riesgo. La respuesta es que sí hay algunas características que comparten muchos de los enfermos. Estas son:

  • Baja autoestima
  • Gran necesidad de aprobación por parte de los demás
  • Poca tolerancia a la frustración
  • Nivel intelectual medio-alto
  • Perfeccionistas
  • Con tendencia a evitar los conflictos

Aunque cabe aclarar que la anorexia puede afectar a cualquier persona, incluso a las que no tengan ninguna de esas características. Como también es cierto que millones de chicos y chicas que sí se ajustan a esa descripción jamás padecerán anorexia.

¿Cómo saber si un adolescente sufre anorexia?
Hay algunas señales que pueden indicar a los padres de adolescentes que sus hijos sufren la enfermedad o están entrando en ella:

  • Se salta comidas con el argumento de que ya ha comido fuera de casa.
  • Las raciones que se sirve son cada vez más pequeñas.
  • Evita algunos alimentos considerados muy calóricos como las papas fritas.
  • Está perdiendo peso sin ninguna causa aparente.
  • Comienza a hacer ejercicio o deporte en exceso.
  • Después de cada comida va al baño.
  • Se muestra irritable y le cuesta concentrarse.
  • Comienza a interesarse mucho por cuestiones de nutrición como las calorías de cada alimento.

Estas señales pueden indicar que una chica o chico sufre anorexia pero no siempre es así porque algunos adolescentes pueden mostrar varias de esas características y no estar enfermos. Pero si los padres de un adolescente advierten varias de ellas en sus hijos, lo más recomendable es que investiguen para asegurarse de que su hijo no está enfermo.

La anorexia es contagiosa
El efecto contagio existe en este trastorno. Los médicos que la tratan recomiendan que cuando una chica o chico la sufre se esté muy atento a la reacción del resto de los miembros de su grupo por si alguno más la padece. Y es que cuando una chica o un chico comienzan a adelgazar, se corre el peligro de que sus amigos lo imiten.

Tratamiento

Los objetivos globales del tratamiento son la corrección de la malnutrición y los trastornos psíquicos del paciente.

En primer lugar se intenta conseguir un rápido aumento de peso y la recuperación de los hábitos alimenticios, ya que pueden implicar un mayor riesgo de muerte. Pero una recuperación total del peso corporal no es sinónimo de curación. La anorexia es una enfermedad psiquiátrica y debe tratarse como tal. El tratamiento debe basarse en tres aspectos:

  • Detección precoz de la enfermedad: conocimiento de los síntomas por parte de los médicos de atención primaria y de los protocolos que fijan los criterios que el médico debe observar.
  • Coordinación entre los servicios sanitarios implicados: psiquiatría, endocrinología y pediatría.
  • Seguimiento ambulatorio una vez que el paciente ha sido dado de alta, con visitas regulares. Las hospitalizaciones suelen ser prolongadas, lo que supone una desconexión del entorno que puede perjudicar el desarrollo normal del adolescente. Por ello son aconsejables, siempre que se pueda, los tratamientos ambulatorios.

El ingreso en un centro médico es necesario cuando:

  • La desnutrición es muy grave y hay alteraciones en los signos vitales
  • Cuando las relaciones familiares son insostenibles y es mejor aislar al paciente
  • Cuando se agravan los desórdenes psíquicos.

El tratamiento ambulatorio es eficaz cuando:

  • Se detecta de manera precoz
  • No hay episodios de bulimia ni vómitos y existe un compromiso familiar de cooperación.

De esta manera se inicia el tratamiento con la realimentación, que en ocasiones puede provocar molestias digestivas, ya que el cuerpo no está acostumbrado a ingerir alimentos. Con el tiempo se restablece la situación biológica y vuelve la menstruación. Después comienza el tratamiento psicológico, que intenta reestructurar las ideas racionales, eliminar la percepción errónea del cuerpo, mejorar la autoestima, y desarrollar las habilidades sociales y comunicativas entre el enfermo y su entorno. La familia debe tomar parte de manera activa en el tratamiento porque en ocasiones el factor desencadenante de la enfermedad se encuentra en su seno y, además, la recuperación se prolonga inevitablemente en el hogar.

Para consultar el currículo del psicólogo haz click aquí.

Si desea realizar una cita, comuníquese al 1950891 o 9992627710

Psicomérida, Especialistas en Psicología
Psicólogos en Mérida Yucatán.
11062014_592773610825601_8742870054067672614_n

Share this post